img_7178

Descubriendo la Barcelona más verde

La ocasión lo merecía: mi mejor amigo Karin estaba a punto de ser proclamado ganador de Aygotuber, es decir, el nuevo fichaje como locutor en Los 40, y Love of Lesbian nominados a varios premios de Los 40 Music Awards. No me lo podía perder.

Así pues, en un arrebato y menos de 48 horas antes de la gala, tenía los billetes de tren en la mano y el hotel Smartroom Barcelona reservado.

img_7101

Si algo me encanta de Barcelona es que hay una muy extendida cultura de lo ecológico y de lo healthy. He sido testigo de que lo sostenible no siempre tiene que ir ligado a lo caro, por increíble que parezca.

img_7060

El turismo eco y el bolsillo por fin son amigos. Hace un año y medio que nació el moderno y práctico hotel Smartroom Barcelona en el corazón del barrio de Sants, a solo 10 minutos andando de la estación de tren.

Con el mimo y delicadeza del equipo, encabezado por la encantadora Laia, está haciendo crecer sus raíces muy rápido, y con razón, porque lo tienen todo, y para todos, simpatía, comodidad, frescura y el mejor precio de Barcelona. Me han hecho sentir como en casa.

img_7134

En la recepción tienes un listado con las recomendaciones de restaurantes y las actividades ocio-culturales de la ciudad que cambian cada semana. Si después de que Xavi o cualquier otro encargado de la recepción te haya explicado al detalle (mapa incluido) como llegar a los sitios, todavía te queda alguna duda o tienes algún problema mientras visitas la ciudad, siempre puedes ¡mandarles un WhatsApp! puntazo para quienes no tienen datos móviles en la ciudad porque siempre habrá sitios donde encontrar wi-fi.

img_7078

Me tomé un café irlandés, recomendación de Laia, mientras hice un par de llamadas en la renovada y coqueta sala común del hotel.

img_7091

Las vistas de las habitaciones a la ciudad alegran el despertar a cualquiera, y si tienen terraza, como la mía, te entran ganas de quedarte a vivir.

img_7066

Lo eco está en todas partes: ducha, no bañera, sistema de reciclaje energético, luces de LED en todas las habitaciones, sistema de encendido por movimiento en los pasillos, café ecológico en el desayuno, jabón eco-friendly en el baño y hasta el cartel de “no molestar” en lugar de ser de cartón, que se deteriora y se acaba cambiando al poco tiempo, es una pestañita en la puerta, ¡qué bueno!

img_7114

Por la noche evento fue genial. Feliz por Love of Lesbian, mi grupo favorito, pues se llevaron dos premios y se abrió lugar quizá a un hueco más grande para la música indie en las radios pop/comerciales. Veremos como evoluciona esta hipótesis mía.

image2

La gala se alargó más de lo esperado, pero mereció la pena por el variado espectáculo musical. Debo destacar el empaste vocal y la pasada de coreografía de Little Mix en su Shout Out to my Ex, y sobre todo a Manuel Carrasco, que bordó el directo dejándome con cara de hipnotizada.

El motivo real por el que fui es por mi amigo Karin, que finalmente no ganó el concurso de Aygotuber, pero no me cabe duda de que si no fue así es porque le esperan cosas mejores tras ello.

De vuelta al hotel, entendí por qué lo bautizaron “Smartroom”. Todas las habitaciones tienen Smart Tv de LED, así que estuve viendo un par de series antes de soñar con los angelitos espatarrada en mi cama doble.

img_7174

Por la mañana me despertaron los rugidos de mis tripas, que gritaban pidiéndome desayunar. Nada más bajar a la sala del buffet, mis ojos le dijeron a mi estómago que lo probara todo, pero sé donde tengo el límite, así que a pesar de tener a la vista varios tipos de panes, croissants, muffins, galletas, fiambres, embutidos, cereales, yogures, fruta, tés, leche, zumos, mermeladas y hasta salsas, opté por lo más catalán: tostadas con tomate, aceite y fiambre, y ¡café ecológico! Mi cuerpo me pidió que hiciera un doblete porque el pan de cereales es una delicia. Tuve que acatar órdenes.

img_7145

Ni una nube en Barcelona así que me dejé inspirar por el sol que iluminaba toda la habitación para escribir un rato y zanjar tareas pendientes, y optimicé bastante el tiempo porque el wi-fi llegaba genial a la última planta como si me hubiera sentado al lado del router.

img_7156

Anduve cotilleando un par de habitaciones cuádruples y triples, geniales para familias, aunque yo me visualicé con mis tres mejores amigos en una futura escapada.

img_7104

Salí pronto para ir a comer con Sophie (@sweetstronghappy en instagram), Aina (@ainaxepero) y Andrea (@andreavinuales). Las chicas me llevaron a Teresa Carles, un restaurante vegetariano y healthy, y uno de los sitios por los que me encanta Barcelona. No admiten reservas y suelen poner pegas si pretendes entrar si falta alguien en el grupo. Toma nota. Ah, y no te vayas sin pedir los nachos healthy, son una locura.

image1

Después de comer, me hubiera quedado toda la tarde tumbada al sol en la terraza de mi habitación, durmiendo la siesta, pero se me echó el tiempo encima, así que me despedí para salir con tiempo de dar un paseo hasta la estación de Sants.

img_7199

Creo que ya puedo marcar un mapa con mis sitios favoritos de Barcelona, y no quebrarme la cabeza la próxima vez.

img_7216

TRUCO:

  • Tienen un código descuento en su Instagram (@smartroom_barcelona).

TOP SECRET::

  • No te puedes ir sin probar el café irlandés de la sala relax.

captura-de-pantalla-2016-12-04-a-las-11-22-21-copiaSMARTROOM BARCELONA

C/ Olzinelles, 56

08014, Barcelona

PRECIO MEDIO: 40-80€ /noche.

TELÉFONO: +(34) 93 431 18 64

EMAIL: info@smartroombarcelona.com

Deja un comentario